Hôtel Particulier

En 1859 el padre de Alfred Sommier, próspero empresario azucarero, adquirió una gran parcela de terreno en el corazón de Paris, cerca de la iglesia de la Madeleine, para construir su residencia familiar. En aquel entonces, el barrio parisino de la Madeleine se hallaba en plena transformación “haussmaniana”.

Para tan importante encargo, los Sommier recurrieron al célebre arquitecto del Segundo Imperio, Joseph Lesoufaché, quiendiseñó dos grandes palacetes gemelos de sillar, con un patio principal y un jardín en la parte trasera. Alfred Sommier vivió en el número 20 de la calle de l’Arcade y la propiedad de su residencia sigue perteneciendo a sus descendientes. Es precisamente uno de ellos, El Señor Richard de Warren de Rosanbo, quien lideró la transformación del edificio en un Hotel y gestiona personalmente el negocio para asegurar que el mismo resguarde el sello familiar.

El Hotel conserva múltiples elementos de la decoración original en todos sus espacios El monograma de la familia está forjado en las barandillas de la escalera principal que se apoya sobre dos cariátides.

Leer más

La familia Sommier

A comienzos del siglo XIX, tres hermanos Sommier, jóvenes emprendedores, abandonaron sus raíces en Borgoña y el comercio familiar de panadería para desarrollar en París un taller de refinería de azúcar. ¡El benjamín descubre el amor en la hija de su hermano mayor! De esta forma, la joven pareja reúne una parte importante del capital de la sociedad familiar. La pareja tuvo dos hijos: Alfred, nacido en 1835 y Anne, nacida en 1837, cuyos retratos están colgados uno junto al otro en el salón de recepción del hotel.

Alfred mostró desde siempre ser un superdotado. Con 18 años, abandonó sus estudios para dirigir el negocio azucarero familiar en Paris, haciéndolo prosperar de tal manera que se convirtió en un líder incuestionable del mercado francés. Instalado den su mansión del Nº 20 de la calle de l’Arcade, contrajo matrimonio en 1872 con Jeanne de Barante. Su hijo Edme nació allí en 1873.

El negocio azucarero que originalmente correspondía a la familia Sommier fue materia de fusiones y adquisiciones durante el siglo XX y su titularidad corresponde actualmente al grupo Saint Louis Sucre.

Leer más

Castillo Vaux-le-Vicomte

En 1875 Alfred Sommier compró a por 2,3 millones de francos oro, el castillo de Vaux-le-Vicomte, que en aquel entonces se encontrabaabandonado y bajo amenaza de demolición. El castillo fue construido por Fouquet, Superintendente de Finanzas de Luis XIV, quien luego de ofrecer una espléndida cena en honor al Rey, fue arrestado.

Alfred Sommier restauró magistralmente el castillo y sus jardines, convirtiéndolo probablemente en el castillo privado más hermoso de Francia. La propiedad y cuidado del castillo continua en manos de los descendientes de Alfred Sommier y la suite más impresionante del Hotel lleva su nombre.

Leer más